Changes to policies for child immigrants—- Los cambios en las políticas para los inmigrantes niño

The flood of children attempting to cross the border from Mexico into the United States has been alarming in the past few years, and the government has responded in a less than humanitarian way by detaining children, mothers and families in detention centers that profit off their detention. It has also initiated expedited removal procedures which leaves kids with, often, no time to get a lawyer. Immigrant children do not have a right to an attorney.

Most of these children are fleeing gang violence and abuse in their countries. They are willing to risk their safety for an opportunity to study and be free of terrorist-like, omnipresent brutality by the Mara Salvatrucha or Barrio 18 gangs that are in command.

Now, the government has imposed an additional burden for

immigrant children to attain security and stability in the United States.

For those who are fortunate enough to find an attorney to help navigate the legal process, special immigrant juvenile status (SIJS) has been a relatively successful form of relief. It is a means by which children who are separated from one or both parents, who are under 21, unmarried, and suffered abuse, abandonment, or neglect in their home country, can receive classification as a special immigrant juvenile and, ultimately, a green card. This form of relief has been available for 16 years.

For the first time, United States Citizenship and Immigration Services (USCIS) is imposing a cap on the SIJS visas available each year. This means that only a certain number of visas are awarded each year. While all other countries visas are current, the government is limiting the number for applicants from El Salvador, Guatemala, and Honduras. These Northern Triangle countries account for the most children fleeing violence.

We have yet to see how this will affect the way that these children are treated in immigration court. At this point, I expect that children will be able to continue applying for the SIJS visa, but will be put into a deferred status until the visa becomes available. This means that they may have to wait several years to receive this classification. This will delay the ability to obtain a green card. This means no work permit, no ability to travel outside of the United States, no ability to get in-state tuition for states that only allow it for permanent residents and U.S. citizens.

I encourage those who may be eligible for this SIJS classification to move forward with obtaining the orders from family court and filing the SIJS petitions before the child turns 21, so as not to lose the opportunity, but to bear in mind the process will take a lot longer than it has historically.

Please contact my office with any questions at (781) 461-0100.

La inundación de los niños que intentan cruzar la frontera de México a los Estados Unidos ha sido alarmante en los últimos años, y el gobierno ha respondido de una manera menos humanitaria por la detención de los niños, las madres y las familias en los centros de detención que se benefician de su detención . También ha iniciado procedimientos de expulsión rápida que deja a los niños con, a menudo, no hay tiempo para conseguir un abogado. Los niños inmigrantes no tienen derecho a un abogado.

La mayoría de estos niños huyen de la violencia de pandillas y el abuso en sus países. Ellos están dispuestos a arriesgar su seguridad para una oportunidad de estudiar y estar libre de terrorista similar, la brutalidad omnipresente por los Mara Salvatrucha o Barrio 18 bandas que están al mando.

Ahora, el gobierno ha impuesto una carga adicional para los niños inmigrantes para lograr la seguridad y la estabilidad en los Estados Unidos.

Para aquellos que tienen la suerte de encontrar a un abogado para ayudar a navegar el proceso legal, especial condición de inmigración de menores (SIJS) ha sido una forma relativamente exitosa de alivio. Es un medio por el cual los niños que están separados de uno o ambos padres, que son menores de 21 años, soltera, y sufrió abuso, abandono o negligencia en su país de origen, pueden recibir clasificación como inmigrante juvenil especial y, en definitiva, de un verde tarjeta. Esta forma de alivio ha estado disponible desde hace 16 años.
Por primera vez, Estados Unidos Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) está imponiendo un límite a los visados ​​de SIJS disponibles cada año. Esto significa que sólo un cierto número de visas se otorgan cada año. Mientras que todos los demás países visados ​​son actuales, el gobierno está reduciendo el número de solicitantes de El Salvador, Guatemala y Honduras. Estos países del Triángulo del Norte representan el mayor número de niños que huyen de la violencia.

Aún tenemos que ver cómo esto afectará a la forma en que estos niños son tratados en la corte de inmigración. En este punto, espero que los niños podrán seguir aplicando para la visa SIJS, pero se pone en un estado diferido hasta que la visa esté disponible. Esto significa que puede que tengan que esperar varios años para recibir esta clasificación. Esto retrasará la capacidad de obtener una tarjeta verde. Esto significa que no hay permiso de trabajo, sin posibilidad de viajar fuera de los Estados Unidos, sin posibilidad de obtener la matrícula estatal para los estados que sólo permiten que los residentes permanentes y ciudadanos estadounidenses.

Animo a los que pueden ser elegibles para esta clasificación SIJS para seguir adelante con la obtención de las órdenes de los tribunales de familia y la presentación de las peticiones de SIJS antes de que el niño cumpla los 21 años, a fin de no perder la oportunidad, pero debe tenerse en cuenta el proceso tomará una mucho más tiempo de lo que tiene históricamente.

Por favor, póngase en contacto con mi oficina si tiene alguna pregunta al (781) 461-0100.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • Search

    Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content
    Search in posts
    Search in pages
  • Recent News